NO TENGO LAS MISMAS OPORTUNIDADES QUE TÚ

¿Piensas que tienes las mismas oportunidades que la persona que tienes al lado?

 

LA SUERTE AJENA

 

En ocasiones nos quejamos por las oportunidades o la suerte ajena con la llamada “envidia sana”.

 

Las oportunidades, muchas veces, son las mismas y la única diferencia reside en no tener los ojos igual de abiertos para recibirlas y abrazarlas.

 

Las oportunidades pueden asemejarse a una piedra que descubrimos delante de nosotros al caminar.

 

DE PIEDRAS Y OPORTUNIDADES

 

Hay personas que, al percibirse de la existencia de la piedra, le da una patada. No es que no hayan visto la oportunidad, sino que la ha desaprovechado y sólo le queda la opción de instalarse en la queja.

 

Otras personas son conscientes de que existen oportunidades pero no hacen nada, ni siquiera le dan la patada a la piedra. Por el sólo hecho de ser conscientes de algo no van a ocurrir las cosas que quieres.

 

Luego están las personas que no saben ver u otorgar el valor a la oportunidad que tienen delante. Algunas veces, las oportunidades nos llegan envueltas en papel de regalo pero, al desenvolverlas, nos damos cuenta de que tenemos que unir las piezas de que se compone y nos entra la pereza y la desidia.

 

UNIR LOS PUNTOS

 

La oportunidad se materializa cuando consigues juntar todas las piezas que te entregan; no ocurre de repente por arte de magia.

 

En otras ocasiones, hay personas que pueden ver miles de oportunidades disponibles, y son conscientes de su valor real, pero no están dispuestas a pagar el precio para conseguirlas.

 

Las personas que no están dispuestas a pagar un precio por una oportunidad valiosa, en el fondo no se están valorando a ellos mismos como debieran.

 

Incluso, hay personas que, para conseguir las cosas que quieren de una forma gratuita, son capaces de robarles a los demás sus oportunidades.

 

La realidad es que no hay nada gratis en este mundo, aunque lo pueda parecer.

 

PRECIO Y VALOR

 

Por otro lado, también existen personas que están dispuestas a pagar un precio por las oportunidades que se les ofrecen; pero el precio que ellos consideran. Son los eternos regateadores.

 

Son capaces de caminar kilómetros para ir hasta el supermercado donde el kilo de naranjas es dos céntimos más barato. Con el consiguiente gasto en su tiempo.

 

¿En cuánto valoran su tiempo estas personas?, me pregunto.

 

LAS PERSONAS EXTRAORDINARIAS

 

Mis favoritas son las personas que son extraordinarias a todos los niveles. Son personas que dan alto valor al precio que tienen delante para convertirlo en una oportunidad única.

 

No es lo mismo “precio” que “valor”; somos nosotros los que decidimos qué valor otorgar a aquello por lo que pagamos un precio marcado.

 

Presta atención a tus oportunidades y paga el valor que consideres para convertirte en una persona extraordinaria.

 

Logo Espacio INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Un espacio donde crecer en tu desarrollo personal, profesional y de pareja.
Un espacio donde dejar de lado tus creencias limitantes.

Será un placer acompañarte desde la Tribu “INVIVEN”. Recuerda que, si no quieres conformarte con las migajas, puedes matricularte en la formación online “INVIVEN “(Instructores de Vivencias en Positivo) que cuenta con el aval de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Muchísimas gracias por estar ahí. Si te ha gustado, me encantará que des al “me gusta” y que te suscribas al canal para que no te pierdas ninguna novedad. 

Muchas gracias por compartir y recomendar este podcast y nuestras formaciones a todos aquellos a quienes creas que puede ayudarles. 

No olvides que puedes encontrarme en www.rosamontana.com o en rosa@rosamontana.com

Y no te olvides pasarte por la Academia Rosa Montaña: mi portal de formación online donde encontrarás lo que necesitas para actualizarte hasta tu mejor versión en tu desarrollo personal y de pareja.

También en el podcast “Lo que siempre quisiste saber”, donde hablamos de sexo y de relaciones de pareja sin pelos en la lengua.

Muchas gracias.

 

Si te ha gustado... Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
ladrón de tiempo
INVIVEN 127. Cuídate de los ladrones de tiempo
tormenta vida
INVIVEN 126. La tormenta de tu vida
metas logros hábitos
INVIVEN 125. Metas de logros o de hábitos