NI SE TE OCURRA MENTIRME

confianza rota

La mentira es una plaga que ataca especialmente a la confianza y que no es fácil de erradicar.

 

CONFIANZA PERDIDA

 

Cuando una mentira se cuela en una relación, ya sea de pareja, familiar o de amistad, hay algo que se rompe o que se pierde para siempre en ese vínculo.

 

Una de las principales herramientas que ayudan a generar cohesión es la confianza. Cuando se miente, se pierde la confianza, la lealtad y el respeto.

 

Se puede no estar de acuerdo en muchas cosas, pero eso no implica que haya que mentir. La mentira es como la carcoma para los puentes de la confianza.

 

La confianza no se construye de la noche a la mañana; requiere dar muchos pasos a lo largo del tiempo.

 

La confianza debe soportar las pruebas a las que una relación se ve sometida durante ese tiempo, para averiguar si es suficientemente resistente.

 

Y la confianza no es algo estático que se alcanza y ya está. Cada día, se le suman o se le restan puntos a esa confianza. Con cada acción y cada actitud.

 

Una sola mentira puede resultar en bancarrota para la cuenta de confianza de una relación. Porque la sombra de la duda es demasiado grande.

 

PERDONAR SIN OLVIDAR

 

Es difícil recuperar la confianza cuando se ha destruido por una mentira. Puedes llegar a establecer otro tipo de comunicación y relación. Pero ya nada va a ser igual que antes.

 

Puedes perdonar y perdonarte pero la cicatriz va a quedar ahí siempre.

 

¿Para qué mentimos, si sabemos de sobra el precio de una mentira?

 

Puede que digas que existen las mentiras piadosas. Sin embargo, no somos quién para decidir qué grado de verdad puede llegar a soportar una persona. Por mucha confianza que exista entre nosotros.

 

¿Qué emociones es capaz de desatar una mentira?

 

HERIDAS PROFUNDAS

 

La decepción que supone la ruptura de la confianza que depositaste en una persona es algo difícil de cicatrizar.

 

Lo mínimo, cuando te das cuenta del daño que ha producido tu mentira, por más piadosa o ingenua que haya sido, es pedir perdón. 

 

No va a implicar que el daño vaya a desaparecer pero seguro que va a ayudar a mitigarlo de alguna manera.

 

La huida, por vergüenza propia o por miedo al enfado del otro, no es una respuesta aceptable. Sólo va a ahondar en el daño y en el dolor.

 

Una mentira que no ha sido detenida con las palabras de perdón adecuadas, sólo va a hacerse más grande.

 

Cada segundo que pasa sin pedir disculpas tras haber perdido la confianza de una persona por culpa de una mentira, es tiempo perdido para lograr la supervivencia de esa relación.

 

La mentira te inocula el veneno de la duda que te hace replantearte si todo lo vivido junto a esa persona ha sido “de verdad”.

 

Confianza y mentira no pueden viajar en una misma barca sin que ésta se hunda.

 

 

Tu portal de formación online para actualizar tu versión personal, profesional y de pareja
Inviven
FORMACIÓN ONLINE INVIVEN

Será un placer acompañarte desde la Tribu “INVIVEN”. Recuerda que, si no quieres conformarte con las migajas, puedes matricularte en la formación online “INVIVEN “(Instructores de Vivencias en Positivo) que cuenta con el aval de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Muchísimas gracias por estar ahí. Si te ha gustado, me encantará que des al “me gusta” y que te suscribas al canal para que no te pierdas ninguna novedad. 

Muchas gracias por compartir y recomendar este podcast y nuestras formaciones a todos aquellos a quienes creas que puede ayudarles. 

No olvides que puedes encontrarme en www.rosamontana.com o en rosa@rosamontana.com

Y no te olvides pasarte por la Academia Rosa Montaña: mi portal de formación online donde encontrarás lo que necesitas para actualizarte hasta tu mejor versión en tu desarrollo personal y de pareja.

También en el podcast “Lo que siempre quisiste saber”, donde hablamos de sexo y de relaciones de pareja sin pelos en la lengua.

Muchas gracias.

 

Si te ha gustado...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
críticas
INVIVEN 071. Van a hablar mal de ti...
cazar sueños
INVIVEN 070. ¿Y por qué no?
actitud positiva
INVIVEN 069. ¿Por qué narices me sucede a mí?