MÓNICA GALÁN Y COMUNICAR TRASPASANDO PANTALLAS

Estas nuevas formas de comunicar son un auténtico reto y contienen unas reglas y unas fórmulas propias que hay que conocer y dominar

Mónica Galán ha creado su propio método para comunicar: el método “Bravo”. Ha sido nominada a “mujer más influyente del año” en 2020 por el Napolitans Victory Awards. Ha conseguido ser la mejor consultora en oratoria política en Latinoamérica y es la primera vez que este premio lo consigue una mujer.

 

LA MAGIA DE COMUNICAR

 

Parece que Steve Jobs tenía razón cuando hablaba de la conexión de los puntos en su famosa conferencia de la Universidad de Stanford y Mónica empezó a organizar grandes eventos que se fueron volviendo eventos de desarrollo personal.

 

En esos eventos multitudinarios se dio cuenta de que, encima del escenario, pasaban cosas maravillosas y cambios casi “mágicos”.

 

A partir de ahí, se obsesionó en la búsqueda de una estrategia para que un discurso resulte fácil al que lo ejecute y a quien lo escucha. 

 

Sea cual sea tu proyecto vital: bien sea por cuenta ajena, y mucho más si es por cuenta propia, sin saber cómo comunicar no vas a ir muy lejos.

 

TRASPASAR PANTALLAS

 

Hoy en día esta realidad se ha hecho más palpable aún debido a la necesidad que hemos vivido, y estamos viviendo, de comunicar desde una pantalla sin el “contacto estrecho” al que estábamos acostumbrados.

 

Estas nuevas formas de comunicar son un auténtico reto y contienen unas reglas y unas fórmulas propias que hay que conocer y dominar si se quiere traspasar la pantalla.

 

Porque es un auténtico drama el que existan personas con un conocimiento muy elevado sobre un tema pero que no sean capaces de transmitirlo o de comunicarlo adecuadamente.  

 

Es decir, hay que ser bueno y, además, parecerlo.

 

DISECCIONANDO LA COMUNICACIÓN

 

Al igual que, en otros siglos, los científicos adquirieron amplios conocimientos sobre anatomía diseccionando cuerpos, hoy nos toca “diseccionar” el hecho de comunicar para comprenderlo mejor y poder llegar a dominarlo.

 

Podemos dividir la comunicación de una manera sencilla en: comunicación verbal y no verbal.

 

A su vez, la comunicación no verbal se compone de dos factores: cuerpo y voz. En algunos casos el cuerpo puede no estar presente o visible pero la voz siempre está ahí.

 

Se escucha mucho lo de que una imagen vale más que mil palabras. Sin embargo, si dejásemos de escuchar una de cada dos o tres palabras, la comunicación sería inviable.

 

MEJORAR LA COMUNICACIÓN

 

Uno de los trucos más fáciles para mejorar la oralidad a la hora de comunicar consiste en reducir un poco la velocidad y añadir pequeños silencios al discurso. La mayoría de veces no somos realmente conscientes de la velocidad con la que hablamos.

 

Simplemente, haciendo un pequeño esfuerzo por vocalizar más, estamos ya reduciendo la velocidad de nuestro discurso.

 

Otra de las claves es el volumen de nuestra voz que tendremos que aprender a modular ya que en ocasiones no nos damos cuenta de que, o bien no se nos llega a escuchar y perderemos la atención de la audiencia; o bien, estamos llegando a irritarlos con el timbre y el volumen de nuestra voz.

 

COMUNICAR CON EL MÉTODO BRAVO

 

El “método Bravo” busca mejorar nuestra forma de comunicarnos. Se basa en las tres partes Aristotélicas: introducción, nudo y desenlace.

 

La introducción incluye las tres primeras letras: “BRA”

 

La “B” es de bienvenida. El comienzo de una comunicación es fundamental y algo que muchos olvidan a la hora de preparar y ensayar su discurso. Es el momento en el que más nervios@ estás y donde te juegas que la audiencia “enganche” contigo. 

 

La “R” habla del reconocimiento. Después de captar la atención de la audiencia frente a la que debas comunicar, tienes que honrar su presencia y tratarlos con respeto y cariño.

 

La “A” es autoridad. Uno se ha de presentar mostrando los motivos que nos autorizan para estar hablando del tema que estemos tratando. Es importante que la presentación suceda después de la bienvenida y el reconocimiento y no, como algunos se empeñan en hacer, antes.

 

En el nudo nos encontraremos con la “V” de valor. Es el momento de aportar las ideas fundamentales que vertebran nuestro discurso. 

 

Dentro de estas ideas hay que aportar una parte de cerebro, en la que hay que refrendar los datos con ciencia; y otra de corazón, en la que se despiertan emociones en la audiencia con el uso de anécdotas y del storytelling.

 

Se finaliza con la “O” de ovación. Hay que preparar un cierre que, al menos, merezca una ovación final por parte de la audiencia.

 

Apúntate a este café para comunicarte aún mejor.

Será un placer acompañarte desde la Tribu “INVIVEN”. Recuerda que, si no quieres conformarte con las migajas, puedes matricularte en la formación online “INVIVEN “(Instructores de Vivencias en Positivo) que cuenta con el aval de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. 

Muchísimas gracias por estar ahí. Si te ha gustado, me encantará que des al “me gusta” y que te suscribas al canal para que no te pierdas ninguna novedad. 

Muchas gracias por compartir y recomendar este podcast y nuestras formaciones a todos aquellos a quienes creas que puede ayudarles. Ya sabes que puedes encontrarlas todas ellas en la nueva Academia online «Rosa Montaña».

No olvides que puedes encontrarme en www.rosamontana.com o en rosa@rosamontana.com

También en el podcast “Lo que siempre quisiste saber”, donde hablamos de sexo y de relaciones de pareja sin pelos en la lengua.

Muchas gracias.

 
La solidaridad es una palabra demasiado fácil de usar y, sin embargo, pasa que es más importante lo que se hace que lo que se dice.
Café INVIVEN 050. Jesús Gómez y la solidaridad
Logo Espacio INVIVEN
ESPACIO INVIVEN
Formaciones online para alcanzar tu mejor versión en el ámbito perosnal, profesional y de pareja
comunicación
Café INVIVEN 024. Diana Gutiérrez y la comunicación

Si te ha gustado...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp